La importancia de que los niños/as jueguen descalzos.

Pamplemousse es un espacio libres de zapatos. Los niños/as necesitan esa libertad y esa confianza para sentirse como en casa.

Los pies de los bebés en los primeros meses de vida son mucho más sensibles que las manos.

Al calzar a los bebés no andantes pierden una gran fuente de sensibilidad y exploración. Es muy enriquecedor para ellos dejarles caminar (con ayuda) descalzos por diferentes texturas. Esto les beneficia a la hora de estimular sus sentidos, mantener el equilibrio, desarrollar sus capacidades motoras y favorecer la formación del arco del pie.

Andar descalzos para los niños es estimulante.

Siempre que hay niños en un espacio, terminan sentados en el suelo o tumbados. Sobre todo si hay bebés, es conveniente que vayan descalzos, por higiene. Al final los zapatos están llenos de bacterias.

Por eso preferimos que en Pamplemousse, tanto Peques como adultos, nos olvidemos un ratito de sus zapatos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *